11°C

Tours y museos


Visitar & explorar

Reservo

Retorno

Carretera de la cornisa

Descubrir el universo del estuario desde las riberas, simplemente, a su ritmo : tal es la misión que se le propone aquí. En coche o en bici, podrá apreciar paisajes muy diferentes.

En la ribera izquierda, la carretera D2 atraviesa viñedos desde Saint Vivien de Médoc hasta las puertas de Burdeos. Verdadera espina dorsal del Médoc vitícola, esta carretera de los castillos vitícolas surca el campo del estuario donde se frecuentan alineaciones de viñas y divisiones de marismas. Después de Pauillac, coja el barco en Lamarque (de paso, admire las islas « Nouvelle » y « Paté » con su fortaleza) para ir hasta Blaye y su ciudadela Vauban. Dos magníficas carreteras panorámicas aparecen ante usted. Cerca de Bourg sur Gironde, « la pequeña Suiza del Gironda », coja la Cornisa Florecida donde la presencia de numerosas palmeras, laureles rosas y encinas traduce un clima muy agradable.

La carretera D669 (E1) costea la ribera del estuario y las haciendas de antiguos capitanes de marina entre Bourg sur Gironde y Villeneuve. Serpentea pasando por el Pan de Azúcar, Bayon, Marmisson, Gauriac y Roque de Thau, pueblecitos muy majos y ofrece magníficos panoramas sobre el estuario. Desde Gauriac hasta Roque de Thau se suceden cabañas de « carrelet » con redes de pesca, cabañas de pescadores, casas trogloditas agarradas al acantilado, esto embellecido con laureles rosas, plátanos tropicales y palmeras. En este precioso tramo de carretera, numerosos senderos permiten subir al acantilado: camino de la Virgen, ciruito todo terreno … Aquí, el Gironda, como el tiempo, se remonta con indolencia.

Una « ventana sobre el estuario », panel de informacicón sobre la historia, la geografía, el medio ambiente y el patrimonio, se encuentra cerca del Castillo Tayac y ofrece un panorama extraordinario del « bec d’Ambes » (lengua de tierra) y de las islas.